Manual Merck para el Hogar
Manual Merck para el Hogar

Acidosis tubular renal

Acidosis tubular renal

La acidosis tubular renal es un trastorno en el cual los túbulos del riñón no extraen adecuadamente el ácido de la sangre para que sea excretado por la orina.

 Tipos de acidosis tubular renal

Normalmente, los riñones extraen el ácido de la sangre y lo excretan por la orina. En la acidosis tubular renal, los túbulos del riñón no funcionan adecuadamente y se excretan cantidades insuficientes de ácido por la orina. En consecuencia, el ácido se acumula en la sangre y se crea un cuadro denominado acidosis metabólica, que produce los siguientes problemas:

- Bajas concentraciones de potasio en la sangre.

- Depósitos de calcio en el riñón.

- Una tendencia a la deshidratación.

- Reblandecimiento doloroso y curvatura de los huesos (osteomalacia o raquitismo).

La acidosis tubular renal puede ser hereditaria o puede ser causada por fármacos, intoxicación por metales pesados o una enfermedad autoinmune, como el lupus eritematoso sistémico o el síndrome de Sjögren.

Síntomas y diagnóstico

Hay tres tipos de acidosis tubular renal. Cada tipo produce síntomas ligeramente diferentes. Cuando los valores del potasio en la sangre son bajos, se pueden producir problemas neurológicos, como debilidad muscular, disminución de los reflejos e incluso parálisis. Se pueden desarrollar cálculos renales, provocando lesiones de las células renales y conllevando una insuficiencia renal crónica.

El médico considera el diagnóstico de acidosis tubular renal cuando el sujeto manifiesta ciertos síntomas característicos o cuando los análisis de sangre revelan concentraciones altas de ácido y concentraciones bajas de potasio. Ciertas pruebas especiales ayudan a determinar el tipo de acidosis tubular renal.

Tratamiento

El tratamiento depende del tipo. Los tipos 1 y 2 se tratan tomando una solución de bicarbonato (bicarbonato de sodio) todos los días, para neutralizar el ácido en la sangre. Este tratamiento alivia los síntomas y previene la insuficiencia renal y la enfermedad ósea, e impide que estos problemas se vuelvan más importantes. También se dispone de otras soluciones que se deben preparar especialmente, y asimismo, se pueden requerir suplementos de potasio. En el tipo 4, la acidosis es tan ligera que puede no ser necesario tomar bicarbonato. Los valores elevados de potasio se pueden controlar bebiendo una gran cantidad de líquidos y tomando diuréticos.

Derechos reservados ©2012 Merck Sharp & Dohme Corp. Una subsidiaria de Merck; Co., Inc. Todos los derechos reservados.
Este sitio es solamente para los residentes de Venezuela.

TRUSTe - Click to Verify